viernes, 22 de julio de 2011

Papas homosexuales…


Al menos 22 papas que han ocupado el trono pontificio fueron reconocidos en su tiempo como homosexuales practicantes; esto equivale alrededor de un 10% o 15% de los papas que han desfilado por el trono romano, un porcentaje similar al de los seres humanos y la mayoría de especies animales.

En 1976, indignado por unas declaraciones homofóbicas del papa, cuando, en febrero de 1976, el papa Pablo VI proclamó la censura de la homosexualidad, la masturbación y las relaciones prematrimoniales, el diplomático francés Roger Peyrefitte hizo pública la homosexualidad de Pablo VI en una entrevista: según Peyrefitte, durante su época de arzobispo en Milán, el pontífice era conocido por su debilidad por los jóvenes; uno de ellos, un actor conocido, se convirtió en su protegido y lo siguió siendo años después.

Parece ser que se trataba de informaciones de fuentes fiables que conocían varios miembros de la curia vaticana, y que fueron negadas con una radicalidad que al menos hacía sospechar que se había tocado un punto sensible. El escándalo fue enorme: El Vaticano pidió oraciones por las injurias al santo padre, y el propio Pablo VI apareció el mismo Domingo de Ramos leyendo un comunicado sobre “las calumnias que los cristianos del mundo no deben creer”.

Pero, Pablo VI (el papa de mi generación y al que admiro, a pesar de sus dudas y errores) sólo es un ejemplo más de la multitud de papas cuya vida privada ha sido objeto de especulación y escándalo:

* Juan XII (937-964) organizó un prostíbulo masculino en El Vaticano. Su nombre de pila era Octaviano, pero por razones que solo él supo decidió cambiarlo por Juan, al subir al trono de Pedro, iniciando la costumbre mantenida hasta la actualidad, de asumir un nombre de pontificado. No hay dudas de que Juan era homosexual. Según el libro “Los Papas” de Eric John y el Liber Pontificalis le gustaban los adolescentes jóvenes guapos y musculosos, a muchos de los cuales premió por sus proezas en la cama dándoles obispados selectos y muy provechosos. Llegó a Papa a los 17 años y falleció a los 26 de un ataque cardiaco mientras compartía su lecho con un jovencito. Y, claro, los machirulos decían que “Fue un escándalo para toda la Iglesia, era completamente indigno de su puesto” .

* Benedicto IX (1020-1055) celebraba orgías homosexuales en Letrán, premiando con numerosos privilegios a sus guapos participantes. De él han dicho que fue la encarnación cristiana de Nerón. Intentó renunciar a su cargo para “vivir en completa desgracia y pecado con otro hombre”. así que nom es extraño que ahora se opongan tanto a las uniones homosexuales… Para solucionar todos los problemas que creó, quiso abdicar a favor de su padrino, que era judío.

* Pablo II (1417-1471) murió durante el acto sexual con un efebo. Fue elegido en 1464 y sabedor de su belleza física se apodó a sí mismo “Formosus” (Hermoso) cuando le preguntaron que nombre de pontificado quería. Se hizo famoso por sus orgías sadomasoquistas, donde apuestos jóvenes se dedicaban a atarlo y golpearlo. Hasta la fecha sigue existiendo una comisión con fiscalía y todo… pero parece que nadie sabe, nadie supo….. Se dice que murió estrangulado, en 1471 . Lo cierto es que murió en el acto, junto a un bello joven

* Sixto IV (1414-1484), El Colegio de Cardenales se reunió tan rápido como era posible en aquellos días a la muerte de Pablo II, designando a Francisco Della Rovere, conocido como Sixto IV. Nacido en Savona, de familia humilde, llegó a ser cabeza de la Orden Franciscana, como cardenal. Deseaba ser Papa, y para su suerte, su amante llamado Pietro Riario supo con dinero “como” arreglar su elección, y después de lo cual fue recompensado con cuatro obispados, un par de abadías y un capelo de cardenal. A través de su amante, Pietro supo manejar la Iglesia, estableció la Santa Inquisición, conspiró para asesinar a Lorenzo de Médicis. Sixto IV transformó a Roma en un centro de arte. Pietro, falleció en 1474 a los 28 años continuando Sixto IV su pontificado por diez años más.

Sixto IV se distinguió por nombrar solo jóvenes veinteañeros como cardenales. Un grupo de ellos le pidió al Papa que legalizara la “sodomía” en la estación cálida, y cuando Sixto IV estaba a punto de dar una respuesta favorable, una enfermedad lo llevó a la muerte. Se afirma que antes de morir, habiendo sido consultados los médicos más famosos de Roma, le recomendaron para su alivio leche de madre, a lo cual Sixto les respondió que el “jugo de hombres jóvenes” le sentaría mejor .

León X (1475-1521) fue reconocido por sus gustos sexuales.

y Julio III (1487-1555) De todos este fue el mas “gay” de todos. Elegido a los 63 años ya se le habían conocido muchos amantes. El último de ellos, un muchacho de 17 años llamado Inocente(Innocenzo Ciocchi Del Monte )y apodado “Prevostino”, lo acompañaba en el momento de la elección. Al estar casi seguro de su elección pasó su brazo alrededor del muchacho y dijo: “Si me hacen Papa, al día siguiente haré que Prevostino sea uno más entre ustedes, como miembro del cardenalato”. No solo cumplió su palabra sino que el Cardenal Prevostino fue nombrado Secretario de Estado, cargo reservado a los de mas alto rango. El reinado de Julio III se parece mas a una fiesta “gay” del San Francisco actual que a un Papado. Uno de los asiduos participantes a esas orgías fue el arzobispo de Benevento, Giovanni Della Casa que le dedicó al Papa su libro titulado “In Laudem Sodomiae” (Elogio de la Sodomía).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada